¿QUÉ VACUNA CONTRA ROTAVIRUS PONGO A MI HIJO?

Las infecciones víricas del tracto gastrointestinal son una de las enfermedades más frecuentes en los primeros meses de la vida y uno de los motivos de consulta más habituales para los pediatras. Se las conoce como gastroenteritis agudas virales y se caracterizan por vómitos, diarrea y fiebre.

 

Son causadas en su gran mayoría por un virus denominado rotavirus, por lo que no tienen un tratamiento específico (no responden a los antibióticos) y son de carácter autolimitado (es decir, es una enfermedad que finaliza por si sola en unos días).

 

Estas infecciones son muy contagiosas y el peligro que ocasionan es la posibilidad de que los lactantes se deshidraten. Los padres necesitan conocer las medidas a tomar para evitar la deshidratación y los síntomas y signos clínicos que requieren una consulta inmediata al pediatra.

 

Se calcula que el 80% de los niños menores de 1 año, habrán entrado en contacto al menos una vez con este virus, siendo el 100% de los niños a la edad de 5 años.

 

Formas de contagio

 

La transmisión puede ocurrir a través de ingestión de aguas o comidas contaminadas por heces y mediante el contacto directo con superficies u objetos infectados (puede sobrevivir aquí varios días).

 

También se puede producir por el contacto persona-persona (el rotavirus puede subsistir durante varias horas en las manos). La persona que padece la enfermedad mantiene su poder infeccioso en la materia fecal durante una semana. Esto es importante, ya que después de la vacunación, en el 17% de los casos pueden aparecer virus de rotavirus en las heces hasta una semana después, por lo que es posible un contagio a otros miembros de la familia no vacunados.

 

Por tanto, es importante una buena higiene de las manos y limpieza adecuada siempre que haya un miembro de la familia con diarrea o tras la vacunación y durante una semana completa.

 

La enfermedad

 

El periodo de incubación de la enfermedad por rotavirus es de unos 2 días hasta la aparición de los síntomas tras el contagio y se manifiesta con los siguientes síntomas:

  1. Gastroenteritis de 3 a 8 días de duración con vómitos intensos, diarrea acuosa de repetición (hasta 20 deposiciones diarias), fiebre y dolor abdominal.
  2. Otros síntomas son la pérdida de apetito y en algunos casos los asociados a la deshidratación (orina poco, no moja el pañal, sequedad de boca y piel, mareos, lloros sin lágrimas, somnolencia o inquietud).

 

Tanto los niños vacunados como los que no han recibido la vacuna, pueden enfermarse por rotavirus más de una vez.

 

Único tratamiento especifico.

 

Ya hemos comentado que al ser infecciones víricas, no responden a tratamientos con antibióticos, y únicamente podemos utilizar tratamientos sintomáticos como rehidratación oral e incluso intravenosa para la cual se requiere ingreso hospitalario (1/70 niños).

 

Por tanto el único tratamiento especifico contra rotavirus es la vacunación. Actualmente existen dos vacunas fabricadas con virus vivos que han sido debilitados en el laboratorio:

 

Vacuna pentavalente recombinante humana-bovina

(RotaTeq®) Indicada para lactantes alérgicos al látex

Vacuna Rotateq

 

Vacuna humana atenuada (RV1, HRV, Rotarix®)

 

 

Ambas vacunas son igualmente eficaces para prevenir las infecciones por distintas cepas de rotavirus, incluso de aquellas cepas que no figuren en su composición, ya que existe lo que denominamos inmunidad heterotípica o cruzada, por la cual, determinadas cepas del rotavirus confieren protección frente al resto de cepas.

Así pues, no hay diferencia de efectividad entre las dos vacunas, pudiendo los padres escoger entre cualquiera de las 2 sin resentirse la eficacia.

Sin embargo hay una diferencia significativa entre ambas. Ambas vacunas se pueden administrar a partir de la 6º semana de vida, y deben mantenerse al menos 4 semanas de intervalo entre las distintas dosis. Sin embargo, la marca Rotarix® confiere la inmunidad en tan solo 2 dosis, mientras que RotaTeq®necesita de 3 dosis. Por tanto, alcanzaremos la total inmunidad antes con la marca Rotarix®.

Otra diferencia que existe es que la pauta completa de Rotarix® debe ser administrada antes de las 24 semanas de edad, mientras que RotaTeq® puede completarse hasta la semana 32 de edad. Esto es debido a que como decíamos antes, la mayor parte de los niños habrá entrado en contacto con el virus antes del año de vida, adquiriendo la inmunidad de manera natural, aunque pudiendo desarrollar la infección potencialmente grave. Por tanto, pasado este umbral de las 32 semanas, carece de utilidad iniciar la vacunación.

Si iniciásemos la vacunación de manera tardía (a partir de la semana 24), posiblemente RotaTeq® sea la vacuna más indicada. Además solo RotaTeq® está indicada para alérgicos al latex.

Estas vacunas, aunque de administración oral, deben ser administradas por personal experto y en centros de salud, ya que como cualquier otra vacuna puede producir reacciones de sensibilización. Si se vomitase o se escupiese, no es preciso repetirla. La vacuna de rotavirus, se puede administrar con otras vacunas en la misma visita.

La última diferencia a valorar por los padres es el coste de la vacunación completa. La vacuna no está incluida en el calendario financiado infantil. El precio de cada dosis de Rotarix® es de 93,66€ (vacunación completa 187,32€) y de RotaTeq® es de 69,50€ (vacunación completa 208,50).

Es importante recalcar que no existen datos de seguridad, inmunogenicidad o eficacia cuando para vacunación total se utilizan distintas vacunas de rotavirus. Por lo tanto, una vez se decide qué vacuna se utiliza en la primera dosis, ha de mantenerse dicha marca durante toda la pauta completa.

 

 

Indicación de la vacuna

La inmunización de todos los niños contra el rotavirus se recomienda de manera universal habiendo demostrado su alta eficacia en la prevención de gastroenteritis, la hospitalización a causa de la misma y la disminución de utilización de cuidados y recursos sanitarios.

 

Eficacia/ Efectividad

En los dos primeros años de la vacuna Rotarix®, en países desarrollados se previno más del 80% de los casos graves de diarrea por rotavirus. Con Rotateq entre el 82 y 94%. Esta variación se cree que es debida más al diseño de los ensayos clínicos realizados que ha una diferencia de eficacia en la práctica.

 

Seguridad de la vacuna

Seguridad

La inmunización con vacuna de rotavirus ha demostrado ser segura.

 

Reacciones adversas

 

Reacciones alérgicas a cualquiera de los excipientes o componentes de las vacunas.

Otras reacciones adversas descritas tras la vacunación, todas ellas leves son: irritabilidad, fiebre, vómitos o diarrea.

Invaginación intestinal (el intestino se mete sobre si mismo): se trata de un potencial efecto adverso raro.

Ocurre aproximadamente en 1 de cada 20.000-100.000 receptores de la vacuna.

 

Contraindicaciones

Alergia a cualquiera de los componentes de la vacuna.

Rotarix® está contraindicada en niños alérgicos al látex, estando indicada en estos casos RotaTeq®.

Historia de reacción alérgica severa (anafilaxia) con dosis previas.

Historia previa de invaginación intestinal.

Niños con Inmunodeficiencia Severa Combinada.

Niños en espera de recibir, o que ya han recibido, un trasplante hematopoyético de células madre o de órgano sólido.

Niños en espera, o en actual tratamiento quimioterápico.

Los lactantes con problemas inmunitarios (disminución de las defensas) deben consultar con su pediatra.

 

Otras precauciones

No vacunar en caso de cuadro de gastroenteritis moderada-severa hasta la resolución del cuadro. Hacer igual en caso de cuadro febril moderado-severo (para poder diferenciar posibles efectos adversos secundarios a la vacuna). Se deberá consultar con su pediatra si se diese este caso para programar la inmunización tras resolverse el episodio.

 

Circunstancias especiales y falsas contraindicaciones

No está contraindicada la vacunación en niños prematuros.

Se puede administrar la vacuna en niños que conviven con individuos inmunocomprometidos.

No son contraindicaciones para recibir la vacuna la lactancia materna ni convivir con una embarazada.

Transmisión en heces tras vacuna rotavirus: la presencia de rotavirus en las heces persiste aproximadamente durante 7 días tras la administración de la vacuna. Por ello todos los individuos que cuiden de lactantes vacunados se laven bien las manos siempre después de cambiar un pañal durante al menos una semana tras la primera dosis de vacuna. Los individuos inmunodeprimidos deben evitar el cambio de pañales en niños que hayan recibido la vacuna durante al menos 4 semanas tras la administración.

Referencias

1. Centers of desease control and prevention. https://www.cdc.gov/rotavirus/index.html

2. Asociacion Española de Pediatria. http://enfamilia.aeped.es/prevencion/vacuna-rotavirus

3. Asociación Española de Vacunología. http://www.vacunas.org/la-gastroenteritis-por-rotavirus-y-su-prevencion-mediante-vacunas-en-el-momento-actual-2/?print=pdf

4. Fichas técnicas Rotateq y Rotarix. www.aemps.cima.es

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: